arder en bruto

las heridas sucias por el viento
la desazón de un día sin fin
el inicio perdido              mas afuera                     mas lejos
los locos pantalones desgarbados
los saquitos de te enmohecidos
esos domingos arruinados por el llanto
las tardes muertas mirando la pared

la angustia apretando bien el cuello
esperando la decisión final

las espinas del piso corroído
el escalón que siempre patina
las mañanas frías de manos secas

la persona no recordada
la espera del abrazo nunca dado
el teléfono sin sonar
las caminatas por el hormiguero

la desilusión adquirida con el tiempo
los tropiezos apropósito
los labios apretando fuerte para que los ojos no lluevan
las uñas desgarrando las palmas de las manos

mudas promesas hechas a la nada
firmes arrebatos de locura contenida
eclipses de ternura agotados

y esas ganas ciegas de un abismo inaudito
la irracionalidad aplicada a uno mismo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s