roida

las manos cansadas del aire viciado
las caricias corroídas por la piel
la boca seca de no decir
los tormentos de la pasividad

los minutos que se hacen cuesta arriba
los pies cansados de pedir permiso
las orejas sangrando por lo bajo
los labios partidos por el llanto

el tic tac imperfecto sonando en su interior
marcando el tiempo de los otros
llenando espacios inmaculadamente fríos,
subiendo al abismo del lúgubre escándalo
olvidando el espacio de las sombras lentas.

las pisadas del sinsabor
transitando un cambio impreciso,
cortando viejas ataduras
entretejiendo unas nuevas más putrefactas

y en la brisa de la noche
el tiempo y su paso maquinan un nuevo pesar
soñando el eco de una angustia rota atrapando pesadillas prohibidas,
despertando
amasando
contemplando
sucumbiendo
delirando
observando
devorando

insaciable                 pidiendo cada vez mas

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s